jueves , 23 septiembre 2021

Reacciones encontradas genera el discurso del presidente Abinader

SANTO DOMINGO.- Reacciones encontradas generó el discurso de este miércoles del presidente Luis Abinader sobre las ejecutorias de su gobierno durante su primer año de gestión.

El secretario general del opositor Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Charlie Mariotti, dijo que pareciera que Abinader continúa en la oposición y no frente al gobierno, pues hizo nuevas promesas mientras otras siguen sin ser cumplidas, como el aumento del salario a los policías a 500 dólares mensuales, la doble ayuda por la tarjeta Solidaridad y el programa de 10 mil pesos para desempleados.

Dijo que el Mandatario imcumplió su promesa de reducir los precios de los combustibles y la canasta básica.

Acusó de mantener  “ausencia de sensibilidad con los más necesitados” y  hacer una “gestión irresponsable” de la economía y la seguridad mientras la insatisfacción de la sociedad es evidente y  «el cambio tiene el país en reversa».

La exvicepresidenta Margarita Cedeño opinó que fue una alocución de «muchas promesas y pocos hechos».

«Un año es poco tiempo, pero también es suficiente para que cada vez más dominicanos y dominicanas vean que vamos por el camino equivocado», escribió Cedeño en twitter

Fuerza del Pueblo

El secretario general de la juventud del partido Fuerza del Pueblo (FP), José Ernesto Abud, opinó que lo que podría exhibir Abinader en su primer año de gobierno ha sido opacado por las alzas de  precios de los artículos de primera necesidad.

Dijo que el Gobierno debe hacer inminentes esfuerzos para garantizar que la población más pobre tenga alimentos seguros, ya que los precios de los productos fundamentales de la canasta familiar han subido casi 100%.

Señaló que debe haber un consenso entre el Gobierno y los productores de carne de pollo, res, cerdo y otras aves, así como los que siembran los productos agrícolas para bajar los precios de los alimentos.

Federico Antún Batlle, presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), opinó que fue una alocución “enunciativa de aspiraciones, de promesas”.

Recordó que muchas de las reformas planteadas por el Mandatario fueron propuestas por el PRSC en julio de 2019, cuando presentó un documento de 11 puntos que incluía una modificación de la Constitución de la República para que los ciudadanos pudieran tener derecho a postularse a cargos públicos.

“En esa oportunidad nos satanizaron, pero muchas de esas reformas que propuso Abinader anoche coinciden con el documento del PRSC”, manifestó.

El partido Frente Amplio dijo que lo que Abinader mencionó como logros, no impactó en las condiciones de vida de los sectores populares, la clase media ni los trabajadores.

Declaró en un comunicado que los productos de primera necesidad, el bajo nivel de empleos, los salarios bajos y las deficiencias estructurales del sector salud, la seguridad social y los servicios de agua potable y viviendas fueron temas ausentes o tocados de manera marginal por el Mandatario, lo que refleja una tendencia reiterada de pocas iniciativas frente a los sectores populares y los trabajadores.

Dijo que preocupa la cantidad de obras anunciadas por Abinader, ya que el Mandatario no especificó las fuentes de los recursos para las mismas, lo que podría significar un incremento del endeudamiento.

El Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE) calificó el discurso de «esperanzador y lleno de desafíos y retos».

Valoró como positivos los esfuerzos del Poder Ejecutivo en materia de salud pública, educación, justicia y transparencia en el manejo de los fondos públicos.

Feliciano Lacen Custodio, presidente de la entidad, declaró sin embargo que «hace falta deseo de todas las fuerzas vivas de la nación para realizar los cambios estructurales y saldar la deuda acumulada de los diversos problemas que afectan a los dominicanos».

«Se necesita tiempo, voluntad y mucha disposición para llevar a cabo el pliego de las 12 reformas presentadas por el mandatario en su discurso, aunque entendemos que la reforma de salud, la seguridad social, el pacto eléctrico, el fortalecimiento de una educación de calidad, el problema del agua, el sistema de transporte funcional y seguro, así como el cambio en la Policía Nacional no puede esperar más tiempo», enfatizó.

Dijo que se debe enfrentar de manera urgente los incrementos de los artículos de primera necesidad,  los combustibles y los materiales de construcción y que la reforma fiscal anunciada no perjudique a la población.

El director general del Centro de Desarrollo y Productividad Industrial (Proindustria), Ulises Rodríguez, expresó que el discurso estuvo basado en verdades, por lo que exhortó a la oposición a ser responsablesy reconocer los avances y logros de Abinader.

«El presidente Abinader fue sincero, honesto, claro, contundente y preciso. Ante los logros expuestos, la oposición no debe ser mezquina y negar esos avances», enfatizó.

El presidente del Partido Dominicanos por el Cambio (DxC), Manuel Oviedo Estrada, consideró el discurso «muy positivo».

“El Gobierno, indiscutiblemente, ha tenido grandes avances, durante este primer año de gestión, lo cual podemos comprobar con la conformación de los órganos constitucionales, como el Tribunal Superior Electoral, el Tribunal Constitucional, los miembros de la Suprema Corte de Justicia, donde hemos visto el hincapié que ha puesto el Poder Ejecutivo de que estos órganos no sean ocupados por políticos-partidistas, y se ha cumplido al pie de la letra”, dijo.

Añadió que «de igual manera, se ha tenido un éxito palpable en el tema de la vacunación, ya que más del 50% de la población se ha inoculado, así como en la salud preventiva, con la terminación de varios hospitales».

El presidente del Movimiento Patria para Todos (MPT), Fulgencio Severino, calificó el discurso de intrascendente y aleó que fue una reiteración del Presidente de «su compromiso con el sector empresarial».

“En ese discurso el pueblo no contó;  las reformas anunciadas buscan hacer más ricos a los ricos, como la del Código Laboral, Ley de Agua, Pacto Eléctrico y la Constitución”, expresó.

Explicó que «utilizar un reclamo nacional de la independencia del Ministerio Público y pretender que un Congreso Nacional comprometido con los intereses de la élite económica, política y social protagonice una reforma constitucional es para garantizar las aspiraciones de esa élite de privatizar las Empresas hidroeléctricas como establece el proyecto de ley de agua que pretende impulsar el gobierno, eliminar el derecho a la sindicalización de trabajadores y trabajadoras».

“Lo único que se puede aceptar del actual Congreso Nacional es la convocatoria de una Asamblea Constituyente con participación popular para que revise y profundice la garantía de los derechos fundamentales pisoteados en los últimos 30 años de políticas privatizadoras”, manifestó el pre candidato presidencial del MPT.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *