martes , 23 julio 2019

Conductor de carro en el que murieron nueve personas evadía controles militares

Santiago: Trataba de evadir controles militares el conductor cuyo vehículo cayó hoy al canal de riego Ulises Francisco Espaillat, en Navarrete, muriendo él  y ocho haitianos que venían en el vehículo.

En el carro marca Toyota Camry placa A-287384, viajaban 17 personas, 16 de ellas haitianos, donde también algunos resultaron lesionados.

Personas que residen en  Potrero, Barrero, Capilla y Jicomé, de Navarrete y Esperanza, señalan que vieron el vehículo transitando por callejones y que habían personas hasta en el baúl.

Asimismo, explicaron que los traficantes de personas regularmente se desplazan por caminos de difíciles acceso, debido a los rigurosos controles militares que hay en el puesto de chequeo de Jicomé.

Las autoridades policiales y organismos de socorro habían identificados esta noche a cuatro de los nueve fallecidos, entre los que hay tres mujeres de nacionalidad haitiana.

Son ellos Javier Dieufait, Jean Bernard Pierre, Exaneau Cabe y el dominicano Miguel Antonio Castro Mercdes, quien supuestamente conducía el carro accidentado.

Testigos manifestaron que el vehículo se desplazaba a gran velocidad y que en una curva cerrada cayó al canal.

Algunos de los sobrevivientes dijeron a los investigadores que su intención era llegar a la ciudad de Santiago, donde tienen familiares y que hace poco habían ingresado al país.

Tras ocurrir la tragedia, algunos compatriotas se presentaron al lugar y lograron identificar a algunos de los lesionados.

Jever Jamel residente en el Ingenio, de Santiago, en medio de llantos agregó que su hermano Nelson Jamel, de 21 años resultó herido en el accidente y que se encuentra recluido en el hospital regional José María Cabral y Báez de Santiago.

Dijo que él junto a otros de sus compatriotas cruzaron la frontera y que se dirigían a Santiago, donde eran esperados por otros familiares y amigos.

Personas que residen en la zona expresaron que el tráfico de haitianos hasta esta ciudad es frecuente, a pesar de los controles militares establecidos a lo largo de la carretera que une a Santiago con la Línea Noroeste y Dajabón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *