lunes , 18 noviembre 2019

CON LAS VISITAS SORPRESA, ESTOY HONRANDO LO QUE APRENDÍ CON PAPÁ”: DANILO MEDINA DA ÚLTIMO ADIÓS A SU PADRE.

Santo Domingo

Danilo Medina despide restos de su padre, Juan Pablo Medina
El presidente Danilo Medina valoró el aprendizaje y la influencia de su papá, Juan Pablo Medina, fallecido ayer, en las políticas aplicadas en favor de los hombres y las mujeres del campo en los últimos siete años, en especial las Visitas Sorpresa.
Al despedir los restos de su padre, en el cementerio Cristo Redentor, el Gobernante dijo que “con él aprendí a conocer las necesidades del campo dominicano, caminando por los campos del país conocí al campesino dominicano, y hoy lo que son mis Visitas Sorpresa se deben a lo que aprendí con papá”.
“Sabía lo que necesitaban los campesinos para progresar. Sabía que los hombres del campo eran personas honestas, comprometidas, que lo único que querían eran oportunidades para producir. Lo aprendí con él. Con las Visitas Sorpresa estoy honrando lo que aprendí con papá”.
Agradece desborde de solidaridad
El presidente de la República agradeció, además, las demostraciones de solidaridad brindadas a él y su familia, en estos díficiles momentos, por ciudadanos de todos los sectores de la vida nacional: líderes políticos de todos los partidos, funcionarios del Gobierno, civiles y militares, así como a los hombres y mujeres del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
De igual manera, expresó su agradecimiento a los representantes de las iglesias católica y evangélica que hicieron acto de presencia.
“Quiero, antes que nada, en el nombre de mi familia, de mis hermanas, de mis hermanos, de sus esposos y sus esposas, de mi esposa, de mis hijas, de los nietos y biznietos, agradecerles a todos su presencia en esta mañana y a todos los que han tenido un gesto de solidaridad con nosotros”.
Don Juan Pablo Medina, un guerrero
En ese contexto, Danilo Medina calificó a su papá como un guerrero. “Luchó decididamente contra la muerte pero al final no hay nadie que pueda vencer a la muerte”.
“No me imaginé que iba a vivir tantos años. 101 era una cantidad enorme, pero como dicen mis hermanas no importan 100 ni 200. Nadie resiste la partida”.
Explicó que don Juan Pablo Medina luchó contra una enfermedad por muchos años. “Comenzó perdiendo la locomoción y luego la voz y se mantuvo vivo, luchando. Cada vez que los médicos nos decían que no iba a resistir, vencía y ahí se quedaba con nosotros, porque él era el tronco, el centro de esta familia”.
“Recuerdo cuando murió mi mamá. Siempre nos reuníamos todos en la casa de mi mamá y mi papá, y yo pensé: ‘bueno se murió mamá, probablemente la familia se va a desintegrar’. Y no, seguimos igual; tal vez con mayor intensidad alrededor de papá”.
“Últimamente, tuvo algunos problemas de salud que lo llevaron a un procedimiento que no resistió a pesar de que luchó decididamente para vencerlo también y estuvo 38 días interno, la mayoría en la Unidad de Cuidados Intensivos de Hospiten, tratando de sobreponerse a esa enfermedad pero ya no pudo más”.
En ese contexto, el presidente de la República manifestó su agradecimiento al personal médico de Hospiten, en su mayoría integrado por mujeres, que brindó atenciones al patriarca de la familia Medina Sánchez durante sus últimos días de vida.
“Nunca había conocido un hospital con tan alto nivel del deber, con tantas condiciones de seres humanos. El trato que recibió mi papá fue inigualable. Si se murió, se murió porque tenía que morir, no porque no hicieron el esfuerzo para salvarle la vida”.
Acto seguido, Danilo Medina pronunció unas palabras de ánimo a sus familiares. “Creo que no hay razones, mis hermanos y mis hermanas, para sentir tristeza, porque hemos logrado reproducir lo que mi padre quiso que fuéramos. Quiero pedirles que mantengan la unidad. De mi parte, nunca estarán solos.
“En medio del dolor, deben sentir un gran orgullo por papá. Papá fue un hombre íntegro, trabajador, humano, con una profunda fe cristiana, amaba al ser humano no importa si lo conocía o no”.
“Desde aquí, le digo (a don Juan Pablo Medina) que se vaya en paz, que su siembra ha dado el fruto que él esperaba. Tiene hijas e hijos que han seguido su ejemplo. Mi familia es una familia honesta, íntegra, y se lo debemos a papá y a mamá”.
Danilo Medina agradeció a Dios “por el tiempo que lo tuvo con nosotros y porque sé que lo tiene en su seno, porque un hombre de las cualidades de papá no tiene otro lugar que no sea la tierra prometida. Descansa en paz, papá. Te amamos por siempre”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *