viernes , 7 mayo 2021

Cambiarán el sabor del metanol tras 127 muertes por bebidas adulteradas

Santo Domingo, 28 abr .- El Gobierno dominicano anunció este miércoles la obligación de aplicar un sabor desagradable al metanol, después de que este alcohol tóxico haya causado 127 muertes en abril por el consumo de rones y otros destilados adulterados.

A partir de ahora, los importadores deberán poner en el metanol, y en otros alcoholes que no son aptos para el consumo, una concentración de benzoato de denatonio, una sustancia de sabor amargo que se suele usar en la industria para prevenir la ingesta de materiales tóxicos.

Esta medida consta en un decreto que endurece las reglas para la importación y comercialización del metanol, un alcohol tóxico que se venía utilizando en la República Dominicana para la fabricación clandestina de bebidas, tales como ron o clerén, un destilado de caña prohibido en el país.

Estas bebidas de bajo precio eran vendidas en colmados y por vendedores ambulantes, por lo general en zonas pobres, en diferentes puntos del país.

En abril al menos 319 personas han resultado afectadas y 127 han muerto por la ingesta de bebidas adulteradas, mientras que el año pasado, entre enero y abril, otras 247 personas fallecieron por el mismo motivo.

«Puede que veamos muy lejanas y frías las cifras hasta que nos toca de cerca», dijo el ministro de Industria y Comercio, Víctor ‘Ito’ Bisonó, al presentar las medidas en una rueda de prensa en el Palacio Nacional.

Desde que comenzó la actual oleada de intoxicaciones, las autoridades dominicanas han desmantelado cuatro fábricas de alcohol adulterado, han intervenido 400 comercios y han suspendido ocho de ellos.

Estas operaciones han resultado en la detención de 34 personas y en el decomiso de miles de botellas y de litros de alcohol no apto para el consumo.

Bisonó aseguró que no se han notificado casos en las zonas turísticas y tampoco hay registros de que haya afectado a las marcas de ron reconocidas del país.

El ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, aseguró que las últimas muertes por el consumo de alcohol adulterado son «casos aislados», debido a que se ha dado publicidad al problema y los afectados han acudido a tratarse a tiempo.

Explicó que si se recibe atención médica antes de las 12 horas, es posible salvar la vida del paciente, aunque el metanol puede causar otras secuelas físicas.EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *